Eficiencia y Ahorro Energético en el hogar

Cómo Usar La Bomba De Calor

El tiempo vuela, ya mismo estamos en otoño  y las temperaturas empiezan a bajar, y comenzaremos a usar la bomba de calor en nuestros aparatos de aire acondicionado. Como vamos a ver a lo largo del artículo, hay numerosos trucos que hacen que podamos ahorrar algunos euros en la factura de la luz. Como siempre digo en los pequeños detalles se encuentra la diferencia, y en el tema de la eficiencia y ahorro energético no va ser menos, así que vamos a ver cuáles son los puntos más importantes a seguir para tener un consumo eficiente con el uso de la bomba de calor.

Usar la bomba de calor de forma eficiente

Para usar la bomba de calor de forma eficiente lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el compresor es el componente que más energía necesita para funcionar, por lo tanto tendremos que adecuar el funcionamiento de nuestro aparato para que nos cree un ambiente confortable en la estancia pero que a la misma vez consuma el mínimo de energía requerida para hacerlo.

Lo primero que tenemos que comprender es que por más que subamos la temperatura en nuestro mando o termostato nuestro aparato no va a dar más calor. Tanto en aire acondicionado como en bomba de calor, el equipo siempre da la misma temperatura, lo que ocurre es que cuando este llega a climatizar nuestra estancia a la temperatura deseada, se para el compresor. Cuando la temperatura vuelve a bajar el compresor vuelve a arrancar y se repite de nuevo el mismo proceso.

Sabiendo entonces que poniendo nuestro equipo, por ejemplo, tanto a 18º C como a 30º C va a dar la misma temperatura, es mejor siempre fijar una temperatura óptima para que el aparato caliente la habitación lo suficiente gastando el mínimo de electricidad debido a las paradas prolongadas del compresor.  Es importante saber que no ha de poner su equipo a tope de temperatura para que caliente antes, porque eso no funciona así. La prueba la puedes hacer con un simple termómetro. Pon la máquina a la temperatura que quieras y verás como el aire que expulsa siempre está a la misma temperatura (la temperatura siempre será la misma en un inicio, cuando la máquina empiece a funcionar durante un tiempo es normal que la temperatura comience a subir hasta alcanzar la que le estamos indicando en nuestro mando o termostato)

Temperatura recomendada para la bomba de calor

Si tienes aire acondicionado y lo usas adecuadamente en verano y con regularidad, te habrás dado cuenta que a unos 24 o 25º C es una temperatura buena para el confort. Por lo tanto podemos ver que si ponemos en invierno la bomba de calor a esa misma temperatura tendremos que estar en mangas cortas al igual que hacemos en verano. Puede parecer una temperatura baja, pero con el ejemplo anterior se entiende perfectamente que a 24 – 25º C es una temperatura excesiva para el invierno.

Desde 19º a 21º C es la temperatura recomendada para usar el aire acondicionado en invierno. A esta temperatura, siempre que estemos con unas mangas largas, estaremos en un ambiente confortable, además de ahorrar en la factura de la luz ya que no es lo mismo subir a 21º C que hasta 25º C. A nuestro equipo le costara mucho menos trabajo, por lo que hemos dicho antes se cumple perfectamente. El compresor funcionará menos horas y ahorraremos energía. En caso de tener una máquina inverter el compresor funcionara a bajas revoluciones consumiendo mucha menos energía.

En Pimet te ayudamos a ahorrar con el recibo de la luz

Consulta todas nuestras opciones energéticas, para que puedas ahorrar en el recibo de la luz.

 

Eficiencia y Ahorro Energético

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar